Si hace un tiempo el doctorado sólo se concebía como el primer peldaño de una carrera profesional en la ciencia, en los últimos años, cada vez más doctores se incorporan al sector privado en puestos de lo más variado. Las oportunidades esperan, solo hay que saber buscarlas y prepararse bien para hacerse hueco en un mercado laboral cada vez más competitivo.


Cada vez se forman más estudiantes de doctorado – por encima de 700.000 sólo en Europa en 2012, de acuerdo con el análisis más reciente publicado por Eurostat 1  muchos más de los que podrán desarrollar su carrera en la universidad o en centros de investigación. El mundo de la ciencia es enormemente competitivo; muy pocos de los doctorandos de hoy tendrán la oportunidad de consolidar su carrera científica hasta llegar a liderar su propio grupo de investigación.


Un tercio de los universitarios españoles tiene un empleo por debajo de su cualificación, el peor dato de toda la Unión Europea. ¿Qué puede hacer un recién titulado (graduado, máster o doctor) para escapar a esta estadística?.


 

Según los últimos estudios1,  poseer un título universitario es un buen antídoto contra el desempleo: la tasa de paro de los titulados superiores es del 14,8%, muy inferior a la del conjunto de la población, cercana al 26%. Sin embargo, ¿qué sentido tiene dedicar cuatro años a formarse como psicólogo o biólogo para luego trabajar de teleoperador? Desgraciadamente, esta situación se da con mayor frecuencia de la que quisiéramos: en España, uno de cada cuatro universitarios se emplean como administrativos, contables, vendedores o camareros, y 70.000 titulados superiores desempeñan ocupaciones elementales para las que no se necesita ningún tipo de estudios.

Asociados a

Datos de Contacto

Smartphone+34 915485459

Location icon Research Technology Development and Innovation S.L. (RTDI)
C/ Mozart 42 7C
Madrid, 28008, España

Email icon Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.